Cómo limpiar una manta eléctrica paso a paso 1

Cómo limpiar una manta eléctrica paso a paso

Si tienes una manta eléctrica y no sabes cómo limpiarla, has llegado al sitio adecuado: en este post te ayudaré a conseguirlo de forma correcta.

Las mantas eléctricas son la elección de muchas personas en épocas de invierno y no es para menos, pues son confortables y seguras, siempre que sigas todas las indicaciones del fabricante para su uso adecuado.

Además, tengo buenas noticias para ti, no tendrás que lavarla a mano, podrás usar lavadora y secadora automática para lavarla y secarla, aunque debes tener en cuenta algunos detalles que te explicaré a continuación. Lee con atención los siguientes puntos en los que te comento paso a paso cómo debes lavar una manta eléctrica adecuadamente:

  1. Primero, debes apagar la manta y desconectar el cable de control de la electricidad. Saca el cable de la manta. Nunca sumerjas el cable de control en el agua.
  2. Antes de poner a funcionar la lavadora, revisa que cada uno de los elementos que generan calor en la manta, están en el sitio correcto y que ninguno muestre signos de desgaste por medio de la tela de la manta. Si notas algún signo de desgaste es mejor que dejes de utilizar la manta, pues podría causar un accidente a corto o mediano plazo.
  3. Si tu manta eléctrica es un poco antigua y el cable de control está adherido a la manta, de manera que no se puede sacar, no podrás lavarla en lavadora, tendrás que lavarla a mano con mucho cuidado de no sumergir el cable de control en el agua. Lee el último paso en el que te explico cómo hacerlo.
  4. Lee con atención cada una de las indicaciones del fabricante. Tu manta eléctrica vendrá con un manual de usuario que te dará todas las recomendaciones específicas para usarla, guardarla y limpiarla de forma adecuada.
  5. En la mayoría de los casos, te dirá que remojes la manta eléctrica en agua antes de poner a funcionar la lavadora durante un tiempo de 5 a 15 minutos. Además, se recomienda que se varíe la temperatura entre frío y caliente, pero si no es posible, bastará que la remojes en agua fría.
  6. Cuando vayas a usar la lavadora, pon un ciclo de lavado suave y de corta duración. Además, debes usar poco detergente. No necesitarás ningún otro tipo de químico limpiador, pues la podrías dañar. En este punto, recuerda que sólo las mantas modernas se pueden lavar en lavadora, aquellas a las que se le puede extraer el cable de control.
  7. Una vez lavada, realiza el enjuague y secado también en un ciclo delicado y breve. Lo más recomendable es que el enjuague sea con agua fría o tibia y que dure no más de un minuto. El centrifugado puede ser sólo un ciclo estándar, con eso será suficiente y tu manta estará completamente limpia.
  8. Si vas a lavar tu manta eléctrica a mano, primero remojala en agua fría durante unos 10 a 15 minutos (sin los cables de control) en un recipiente amplio. Luego, coloca un poco de detergente suave y agítala durante 2-3 minutos. Luego, enjuaga con agua fría y ponla a secar. Es todo.
Cómo limpiar una manta eléctrica paso a paso 2

Espero que mis consejos te sean de utilidad y puedas limpiar tu manta eléctrica para que la puedas disfrutarla durante mucho tiempo.

Deja un comentario

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación de nuestros usuarios Ver más
Aceptar
Privacy Policy