¿Cómo preparar la pintura para pintar con pistola de aire?

¿Cómo preparar la pintura para pintar con la pistola de aire?

Utilizar pistolas de aire para pintar es una gozada. Tanto los resultados como el proceso son muy satisfactorios. Pero, ¿sabes cómo preparar pintura para una pistola de aire? Como yo también tuve la tentación de echarla directamente en el depósito y apretar el gatillo, hoy te contaré cuál es el proceso correcto.

¿Cómo diluir la pintura para pistola de aire?

La pintura para pistolas es bastante delicada, si la diluyes en exceso solo conseguirás llenar la pared de gotas que quedarán marca. Si es demasiado espesa, se te obstruirá la boquilla y no podrás pintar.

Diluir correctamente la pintura es uno de los pilares fundamentales para pintar con pistola. Si fallas aquí, todo lo que hagas después no dará buenos resultados así que presta atención, porque conseguir la densidad correcta depende de varios factores.

Tipo de pintura

Cada tipo de pintura tiene unas propiedades diferentes, y por lo tanto, no se diluyen igual. En concreto, se pueden hacer dos grandes grupos de pinturas:

  • Pinturas acrílicas: para diluir este tipo de pinturas se suele usar agua.
  • Pinturas sintéticas: estas pinturas son muy diferentes y se tienen que diluir con otros líquidos distintos al agua, como puede ser el disolvente. También existen diversos tipos de disolventes, el que necesita tu pintura en concreto vendrá impreso en el bote.

Proporción pintura / disolvente

Con la misma o incluso más importancia que el líquido con el que diluyas la pintura, está la proporción. De nada sirve que elijas bien el disolvente si te pasas echándolo.

Cuando compras la pintura suele venir toda la información en el bote, tanto el disolvente apropiado para ella como la cantidad que necesita.

No obstante, si no puedes leer lo que pone en el bote porque está lleno de pintura o simplemente se ha borrado, prueba con un 10% de agua y un 90% de pintura.

Si estás usando pintura sintética, es mejor que vayas probando poco a poco o que uses un viscosímetro.

Este aparato se encarga de medir la viscosidad de la pintura y la relaciona con el tipo de pintura en cuestión, indicando cuándo está lista para usarse.

A efectos prácticos, un viscosímetro es un embudo con un agujero de un diámetro concreto. Al llenarlo hasta arriba de pintura y destapar el agujero, tienes que medir cuánto tiempo tarda en dejar de caer pintura.

Relancionándolo con los valores que te proporciona la marca del viscosímetro sabrás si has conseguido los resultados idóneos.

Sin embargo, si no tienes uno en casa puedes añadir disolvente poco a poco e ir probando con la pistola hasta que encuentres el punto óptimo.

¿Cómo se cuándo está bien diluida la pintura?

La prueba infalible para saber si tu pintura está bien diluida es probar. Si no estás seguro de haberlo hecho bien desde un principio, te recomiendo que hagas una prueba sobre un material que no necesites.

Eso sí, ten en cuenta que el material sea similar al que quieres pintar, por ejemplo, si vas a pintar algo de escayola, la madera es un buen material para probar. Por el contrario, probar en metal es una mala decisión debido a las diferencias entre ambos materiales.

Consejos finales

Por último quiero darte los consejos que harán que consigas un acabado de profesional en tus trabajos:

  • Antes de pintar, comprueba siempre la densidad de la pintura en un trozo de material que no te sirva.
  • Una vez hayas diluido la pintura, pásala por un filtro antes de llenar el depósito. Cualquier impureza puede obstruir la boquilla.
  • Antes de pintar, usa siempre el material de protección: mascarillas, guantes y gafas.

Si estás buscando mejorar tu equipo, te invito a leer la comparativa detallada de las mejores pistolas para pintar.

Deja un comentario

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación de nuestros usuarios Ver más
Aceptar
Privacy Policy