cómo evitar robos de datos en las tarjetas

Cómo evitar robos de datos en tus tarjetas de débito y crédito

¿Te gusta comprar por internet? Con este método puedes adquirir casi cualquier producto desde la comodidad de tu hogar, sin importar dónde esté ubicada la tienda virtual.

Sin embargo, cada vez que pagas con tus tarjetas o las utilizas para sacar dinero del cajero, tus datos pueden quedar expuestos.

Los ladrones de identidad cada día estudian nuevas formas de robar tu información personal y tu dinero. Por ello, es importante que estés bien informado y evites revelar tus datos a desconocidos.

A continuación, te contaré por qué ocurren los robos en las tarjetas y cómo puedes protegerte.

¿Cómo ocurren los robos de datos en las tarjetas?

Con el reciente aumento de las compras por internet, los ciberdelincuentes han encontrado nuevas formas de obtener los datos de tus tarjetas.

El phishing es un tipo de estafa que utilizan los ladrones de identidad para engañar a sus víctimas haciéndose pasar por instituciones de confianza y así obtener su información personal.

Una forma de phishing son las páginas web falsas. Los malhechores crean copias falsas de páginas reconocidas para engañarte y hacer que introduzcas tus datos y contraseñas. Después utilizan esta información para conectarse a tus cuentas y robar tu dinero.

Los mensajes por correo electrónico son otro de los cebos preferidos de los ladrones de identidad. En este caso, te envían un correo haciéndose pasar por una institución creíble y colocan un enlace o un archivo adjunto contaminado con alguna clase de virus.

El robo de datos también puede ocurrir en tiendas y cajeros automáticos. Si no eres precavido, los ladrones pudieran utilizar sus habilidades para obtener el número de tarjeta, contraseña o cualquier otra información personal.

Consejos para evitar el robo de información de tus tarjetas

Para proteger la información de tus tarjetas es necesario que sigas estos consejos:

No responder correos de destinatarios desconocidos

Evita responder correos electrónicos de destinatarios desconocidos o incluso correos que parezcan venir de entidades creíbles como tu banco o alguna tienda de compras por internet.

Recuerda que el banco nunca te pedirá que reveles la información de tus tarjetas a través de un correo electrónico.

Tampoco hagas clic en enlaces de ofertas que recibas a través de tu correo y mucho menos descargues ningún archivo de dudosa reputación, pues podría tratarse de una estafa o intento de phishing.

Comprar solo en páginas seguras

Persona comprando online con tarjeta de crédito.

Si te gusta comprar por internet, asegúrate que la página sea segura. Para ello, comprueba que la página no tenga errores gramaticales o de ortografía.

También revisa toda la información que ofrezca la tienda virtual: quiénes son, qué formas de pago reciben, cuáles son sus políticas de envío o devolución.

Además, lee los comentarios de los compradores e investiga qué tan satisfechos están con las compras realizadas. Si tienes dudas o te parece que una página no es fiable lo mejor es que busques otra alternativa.

Resguardar los datos de las tarjetas en un lugar seguro

Muchos ordenadores utilizan la función de autocompletar para guardar de forma automática las contraseñas o números de tarjetas. Lo mejor es que desactives esta función para evitar que los ciberdelincuentes accedan a tu información personal.

Tampoco tengas tus datos e información personal anotados en una hoja dentro de tu billetera, ya que si eres víctima de un robo o se te extravía la billetera los ladrones tendrán acceso fácil a toda tu información.

Vigilar la billetera al pagar en tiendas

Billetera con tarjetas.

Si sacas tu billetera para pagar evita colocarla encima de un mostrador o mesa, más bien mantenla siempre en tu mano y asegúrate de guardarla en tu bolso o cartera antes de irte de la tienda.

Por otra parte, sé precavido cada vez que vayas a pagar en una tienda. No dejes que el vendedor se lleve tu tarjeta a otro lugar para hacer el pago o que realice una transacción sin que puedas ver.

Mantener la distancia en los cajeros automáticos

Al realizar una transacción en un cajero automático, echa un vistazo a tu alrededor y no permitas que nadie se acerque demasiado o te ofrezca su ayuda para completar la operación.

Esta es una táctica que utilizan los ladrones para ver tu información o saber de cuánto saldo dispones.

Para evitar que una cámara oculta o alguna persona vea los números que presionas, puedes cubrir el teclado con tu otra mano mientras realizas la operación.

Cajero automático.

¿Cómo comprar online de forma segura?

El hecho de que cada día los ladrones de identidad implementen nuevos timos y engaños para estafarte, no quiere decir que no puedas comprar por internet. Aún es posible comprar online de forma segura.

Para ayudarte he preparado estas 4 sugerencias:

Asegúrate de que el sitio sea seguro

Comprueba que el sitio web utilice una conexión “https” con un certificado de seguridad válido. Estetipo deconexiones se caracterizan por tener un iconocon un candado que garantiza que la información de la página es segura.

Si la página a la que intentas acceder no comienza con https, lo mejor es que no la abras.  

 Utiliza siempre la misma tarjeta para compras en línea

Tarjeta de crédito.

Lo más recomendable es que utilices siempre la misma tarjeta para tus compras en línea. De esta manera, mantendrás separadas tus transacciones online del resto de las operaciones con tus tarjetas de crédito.

La ventaja de este método es que, en caso de robo, los ladrones solo tendrán acceso a una de tus tarjetas y el monto que podrán gastar será limitado.

Usa otros métodos de pago

Si te es posible, utiliza otros métodos de pago como PayPal o tarjetas de regalo. La ventaja de PayPal es que no les envía a los vendedores ninguna clase de información personal como números de tarjeta o cuentas bancarias

Y en el caso de las tarjetas de regalo, son como tener dinero en efectivo. Puedes utilizarlas para comprar en tiendas físicas o por internet sin necesidad de exponer tus datos personales.

Solo accede desde ordenadores seguros

Las transacciones y compras online es mejor realizarlas desde tu ordenador personal o Smartphone. Asegúrate de tener un antivirus actualizado y no hagas transacciones financieras en lugares públicos.

Tampoco utilices una red wi-fi pública para realizar pagos o consultar saldo, aunque uses tu propio dispositivo. Los estafadores trabajan de muchas formas y algunos pueden capturar los datos de tu tarjeta a través de la tecnología inalámbrica.

Lo que debes hacer si te han robado información de tus tarjetas

En caso de que alguien haya robado tu información bancaria y tu tarjeta esté comprometida, debes informar de inmediato al banco o al proveedor de la tarjeta de crédito.

De este modo, la institución financiera desactivará la tarjeta y evitará que el ladrón continúe dando un uso fraudulento a la misma.

Esta acción se puede realizar por teléfono y mientras más rápido lo notifiques mejor. Así estarás en ventaja de que se anulen los cargos hechos a tu tarjeta.

Toma tus previsiones y revisa tus cuentas de forma periódica. Establece un momento al día para hacerlo, puede ser en la noche o temprano en la mañana antes de comenzar las actividades. Nunca está demás ser precavido y asegurarse que todo marcha bien.


En definitiva, a medida que avanza la tecnología también aparecen nuevas formas de estafa y fraude. Sin embargo, si sigues estos consejos y estás atento a cualquier señal de alerta, será más difícil que sufras por robo de información.

Existen otras formas de evitar los robos de datos en tus tarjetas. Si quieres saber de qué se trata, te invito a leer esta comparativa sobre las mejores carteras con protección RFID.

Deja un comentario

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación de nuestros usuarios Ver más
Aceptar
Privacy Policy