7 Consejos para aplicar bien un tratamiento de keratina 1

7 Consejos para aplicar bien un tratamiento de keratina

¿Quieres tener un cabello liso y perfecto? ¿Te gustaría devolverle su brillo natural?

Gracias al desarrollo de la cosmética capilar, en el mercado actual existe una gran variedad de productos que pueden ayudarte a tener un pelo liso y radiante en poco tiempo.

Uno de los métodos más populares y utilizados es el alisado de keratina. Cada vez son más las personas que se animan a probarlo debido a que su efecto es más potente y duradero que el de otros tratamientos parecidos.

Sin embargo, es necesario que conozcas todos los pormenores de esta alternativa, para que puedas lograr un resultado exitoso.

A continuación, te voy a hablar de las ventajas que tiene usar un tratamiento de keratina y cómo aplicarlo de forma correcta.

Las ventajas de usar un tratamiento de keratina

Existen factores como: el sol, los tintes, el calor de la plancha e incluso una mala alimentación que dificultan tener un cabello brillante y saludable.

El alisado con keratina puede activar esta proteína en el cabello y recuperar varios años de daño en poco tiempo.

Las principales ventajas de usar un tratamiento de keratina son:

  • Reconstruye la fibra capilar de forma natural y nutre el cabello.
  • Rejuvenece el cabello y aporta uniformidad.
  • Suaviza las ondas del pelo y evita el frizz.
  • Potencia el color natural y aumenta el brillo.
  • El pelo queda más suave y fácil de peinar.
  • El alisado puede durar por varios meses.

Cómo debes aplicar un tratamiento de keratina en tu cabello

Para aplicar la keratina de forma correcta, sigue estos consejos:

Elige un buen tratamiento

Tratamento de Keratina

Lo primero que debes hacer es elegir un buen tratamiento de keratina. Te recomiendo comprar la keratina solo en tiendas o comercios especializados.

Si quieres conocer los mejores tratamientos de keratina del 2020, te invito a leer esta comparativa.

Para elegir el producto correcto debes analizar tu tipo de cabello, el presupuesto con el que cuentas y el efecto que quieres lograr. Los mejores tratamientos incluyen un champú sin sal y la keratina.

Lee las instrucciones de uso

La keratina se puede aplicar en un salón de belleza especializado o puedes hacerlo tú misma en casa. Si vas a utilizar la segunda opción, es importante que leas muy bien las instrucciones del fabricante y sigas cada paso al pie de la letra, solo así obtendrás un liso perfecto.

La cantidad de keratina a utilizar va a depender del largo de tu cabello y su grosor. Poner más producto del indicado no va a potenciar los resultados.

Lava tu cabello con un champú especial

Mujer utilizando champú de keratina especial.

Utiliza el champú que acompaña el tratamiento de keratina para lavar bien tu cabello. Tiene que ser ese y no cualquier otro que tengas en casa.

La mayoría de los champús tradicionales incluyen ingredientes como: sulfatos, siliconas o sal que anulan el efecto de la keratina.

Debes usar un champú con keratina especial para abrir la cutícula, hidratar a profundidad tu cabello y aportarle brillo extra.

Para aplicarlo de forma correcta, frota el champú con la yema de tus dedos y haz movimientos circulares por todo el cuero cabelludo. Repite el proceso las veces que sea necesario hasta que el cabello quede limpio.

Si tienes el cabello teñido o decolorado tienes que dejar el champú por más tiempo. Lo ideal es que se deje actuar por unos 8 minutos en cabellos teñidos y 5 minutos en cabellos vírgenes. Al finalizar, enjuaga con abundante agua tibia.

Seca tu cabello por completo

Secadora de cabello.

Tras lavar el cabello, debes secarlo muy bien antes de aplicar la keratina. Para ello, utiliza una toalla de microfibra y exprime el pelo para retirar el exceso de agua.

También puedes pasar la secadora a temperatura media con estilo libre o de la forma tradicional. La mayoría de los tratamientos con keratina se aplican con el cabello limpio y seco, así las fibras del pelo absorberán mejor el producto.

Separa el cabello en secciones

Para una correcta aplicación divide el cabello en secciones o cuadrantes y asegura cada mechón con un gancho. Este paso es parecido a la aplicación de un tinte, se separa mecha por mecha y se comienza a aplicar la keratina de la nuca hacia arriba.

Aplica la keratina

Agita bien el producto y aplica la keratina con la ayuda de una brocha de peluquería. Comienza por la nuca, desde la raíz hasta las puntas. Cada mechón de pelo debe quedar cubierto por completo, pero no es necesario sobresaturar el cabello con demasiado producto.

Si colocas más keratina de lo indicado, conseguirás nutrir el cabello, más no alisarlo.

Sella el tratamiento

Después que haya pasado el tiempo necesario y sin enjuagar el producto, seca tu cabello con la secadora de la forma tradicional. Si tu cabello es rebelde o tienes ondas fuertes, estira bien las raíces hasta lograr un cabello liso. De lo contrario, basta con pasar la secadora al estilo libre.

Para el sellado y cauterizado final, de nuevo divide el cabello en pequeñas secciones de 1cm cada una. La keratina se activa con el calor, así que tienes que configurar la plancha a temperatura máxima.

7 Consejos para aplicar bien un tratamiento de keratina 2

Comienza a pasar la plancha desde la raíz hasta la mitad del mechón unas 10 veces y de medios a puntas unas 8 repeticiones. Al finalizar, todo el cabello debe quedar liso y brillante. 

Pero, ¡ten cuidado que no le caiga ni una gota de agua! En este punto, el agua anularía el efecto de liso extremo y puedes perder todo el trabajo.

Durante el sellado final es posible que aparezca un poco de humo y un olor fuerte, si es el caso puedes colocarte una mascarilla o cubrirte la nariz y la boca con un paño.

Qué debes hacer después de aplicar un tratamiento de keratina

El efecto de alisado con keratina te puede durar de 3 a 6 meses, todo dependerá del cuidado que le des a tu cabello.

Aquí te dejo 3 consejos para disfrutar del alisado por más tiempo:

No laves tu cabello con frecuencia

Después de aplicarte un tratamiento de keratina debes esperar al menos 3 días para lavarte el cabello por primera vez. Aunque puede ser más o menos tiempo, según la marca del producto y el tipo de cabello.

Utiliza un champú sin sal

Lava tu cabello con un champú sin sal y retira la humedad con una secadora a temperatura media. Puedes hacerlo 1 o 2 veces por semana, todo depende de qué tan graso lo tengas.

Evita las marcas

Los primeros días del tratamiento, evita recogerte el cabello, presionarlo con ganchos, pinzas, gomas o ningún otro accesorio. Esto anularía el efecto de alisado y lo dejaría con ondas o particiones.

Protege tu cabello del sol

La exposición prolongada al sol puede quemar el pelo y contribuir a la aparición de puntas abiertas. 

Si vas a la playa o a la piscina, coloca un protector solar sobre tu cabello y retira lo más pronto posible la sal o el cloro. Además, utiliza accesorios como un sombrero o una sombrilla para mayor protección.


En conclusión, tener un cabello liso no tiene por qué ser una tarea complicada, solo debes elegir el producto correcto y seguir estos consejos.

Entonces, ¿te animas a realizarte un tratamiento de keratina?

Si quieres saber cómo recuperar la keratina natural del cabello, haz clic en este enlace.

Deja un comentario

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación de nuestros usuarios Ver más
Aceptar
Privacy Policy