Radiofrecuencia facial: qué debo hacer antes y después del tratamiento 1

Radiofrecuencia facial: qué debo hacer antes y después del tratamiento

La radiofrecuencia facial es un tratamiento estético que se realiza con el objetivo de rejuvenecer la piel del rostro. La ventaja con respecto a otros tratamientos como el lifting, es que no requiere ninguna intervención quirúrgica. Además, no requiere tiempo de recuperación y no es dolorosa.

Radiofrecuencia facial: qué debo hacer antes y después del tratamiento 2

Es importante destacar que los resultados de este tratamiento son excelentes, pero no son iguales a los que se obtienen por medio de la cirugía conocida como lifting.

La radiofrecuencia facial es el tratamiento recomendado para aquellos pacientes que prefieren evitar complicaciones, seguridad, comodidad y ante todo rechazan los procedimientos quirúrgicos por motivos estéticos.

El procedimiento consiste en aplicar calor en el área facial por medio de radiofrecuencia (impulsos eléctricos) con la finalidad de reactivar los fibroblastos que son las células productoras de colágeno, encargadas de dar elasticidad y firmeza en la piel.

Entre los principales beneficios de la radiofrecuencia facial podemos mencionar:

  • Se logra mejor calidad de la piel, esto es visible gracias a la vasodilación que se genera. La piel se verá más densa y tersa con cada sesión del tratamiento. Luego, si el médico y el paciente están de acuerdo, se puede repetir el proceso las veces que sean necesarias.
  • Beneficia las fibras que sostienen la piel, así como la grasa y los músculos, logrando que la piel se reafirme y se tense de forma evidente.
  • El metabolismo de las células grasas es acelerado, así se disminuyen el tejido adiposo y la celulitis.
  • Se mejora la vascularización gracias al calor por radiofrecuencia aplicado a nivel del panículo adiposo. Esto es beneficioso para el drenaje linfático y las reacciones metabólicas.

Los resultados obtenidos a partir de radiofrecuencia facial se mantienen en la piel durante unos 2 años, aunque siempre se recomienda hacer de una a tres sesiones anuales para mantener la contracción de la piel en estado óptimo.

En este sentido, te recomiendo preguntar al especialista para cada caso específico.

Es transcendental que acudas a un centro de estética reconocido, con profesionales en la materia para realizarte este tipo de procedimientos. Nunca intentes hacerlo en casa, podrías lastimar tu piel.

Para conocer los aspectos a tener en cuenta antes y después de un tratamiento de radiofrecuencia facial te invitamos a leer el siguiente apartado.

¿Qué debo hacer antes y después del tratamiento de radiofrecuencia facial?

Un tratamiento de radiofrecuencia facial requiere de algunos cuidados antes y después de someterse al procedimiento.

Antes

  1. Analiza cuáles son tus expectativas del tratamiento y consulta con el profesional en estética si se puede lograr con radiofrecuencia facial. Sin duda, recibirás todos los detalles de lo que es posible lograr en tu caso específico.
  2. Lleva tu historial médico, así el profesional podrá analizarlo y asegurarse que el tratamiento no perjudicará la salud de tu piel.
  3. Limpia la piel cuidadosamente y acude a las citas sin ningún tipo de gel, crema, bloqueador solar o maquillaje en la piel del rostro.
  4. Toma fotografías para observar el aspecto inicial de la piel del rostro y compararlas después con fotos, una vez que hayas recibido el tratamiento.
  5. Si eres mujer, ten en cuenta el ciclo menstrual, ya que en ciertos casos, puede haber menos tolerancia al dolor antes o durante el ciclo.

Después

  1. Si bien es cierto, la radiofrecuencia facial no es dolorosa, en algunos pacientes puede generar pequeñas molestias, tales como enrojecimiento o un poco de dolor como de quemadura. Si es tu caso, aplica un anestésico tópico en gel o crema que mitigue el dolor.
  2. En las horas posteriores a recibir el tratamiento se recomienda evadir las fuentes de calor o la exposición directa al sol.
  3. En general no implica mayores cuidados especiales después del tratamiento. Si eres mujer, después del tratamiento te podrás maquillar como de costumbre.
  4. Toma fotografías para que puedas compararlas con las que tomaste antes de recibir el tratamiento, así podrás verificar la mejoría de tu piel.

Recuerda que los resultados después de un tratamiento de radiofrecuencia facial son notorios a partir de la segunda sesión. No obstante, para ver los resultados finales en los que la piel se contrae y luce más joven, es hasta después de 4 a 8 sesiones que pueden desarrollarse en 5 meses como mínimo. Además, todo dependerá del problema que se desee eliminar, así como la zona de la piel que se trate.

Si te realizas el procedimiento, cuéntanos tu experiencia en los comentarios, nos encantará leerte y conocer los resultados de tu caso específico. Si tienes alguna duda sobre radiofrecuencia facial, no dudes en contactarnos, será un placer atenderte.

Deja un comentario

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación de nuestros usuarios Ver más
Aceptar
Privacy Policy