Todo lo que debes saber sobre los tendederos de ropa. ¿Cuál debo elegir? 1

Todo lo que debes saber sobre los tendederos de ropa. ¿Cuál debo elegir?

Un tendedero es un elemento que permite colgar sobre sí la ropa después de que la lavas. Es una herramienta de apoyo indispensable en el hogar, porque te permite aprovechar un espacio específico.

Al sostener sobre sí la ropa que sacas de la lavadora, ayuda a que ésta pierda la humedad. Los tendederos se componen de dos barras en los extremos y un hilo largo, que también puede ser una barra metálica.

Existen diferentes tipos de tendederos, algunos pueden usarse en exteriores, otros en interiores. También los hay para áreas grandes o espacios pequeños.

Elegir el tendedero más apropiado para ti, y según variables como la ubicación donde pones a secar tu ropa, te ayudará a cuidar mejor tu ropa.

Un aspecto importante para no cometer errores al tender la ropa, es no hacerlo dentro de la casa. Según un estudio de la Escuela de Arte de Glasgow, tender en interiores puede causar efectos dañinos para la salud.

Características de los tendederos de ropa

Para saber cuál tendedero de ropa elegir, debes conocer en primer lugar las características que tienen. Te voy a comentar las tres más importantes.

#1: Capacidad

Los tendederos tienen capacidades específicas para soportar pesos. Los más comunes soportan dos coladas normales, que equivale a 20 kilos de ropa.

De igual forma es posible encontrar tendederos más pequeños o más grandes, lo ideal es que a la hora de elegir estés consciente de cuántos kilos de ropa debes tender cuando lavas.

#2: Materiales

El material con el que es fabricado un tendedero es importante también a la hora de tomar una decisión. Por lo general es fácil conseguirlos hechos de aluminio, lo cual representa un gran beneficio: son ligeros.

Si el tendedero es ligero, puedes transportarlo con más facilidad. Solo debes tener en cuenta que los tendederos de aluminio se oxidan muy rápido en las zonas húmedas. En ese caso lo mejor es comprarlos de resina.

Un ejemplo de un tendedero de resina, portátil, para exteriores, y con buena relación de precio y beneficios es el Vileda sola X Legs.

#3: Plegables

Tener un tendedero con esta característica es muy conveniente. Cuando se puede plegar te facilita guardarlo si no lo estás usando, e incluso durante el uso.

En este sentido, puedes escoger un tendedero con alas laterales, solo debes abrir una de las alas al momento de usarlo.

Te recomiendo comprar uno que se desplegué a distintas alturas, esta característica te permite ajustarlo según el tipo de ropa que vas a tender. El Vileda Sunset Tendedero Blacón, es un ejemplo de uno cómodo y funcional.

5 tipos de tendederos

Para elegir con mejor criterio, necesitas conocer los distintos tipos de tendedores que puedes encontrar en el mercado.

A continuación, te presento los 5 tipos de tendederos más comunes, cada uno de ellos te ofrece ventajas específicas:

#1: Tendedero eléctrico

Con el tendedero eléctrico puedes secar la ropa con más rapidez. Hay modelos que tienen temporizador y con buena capacidad, suficiente para dos coladas o más.

Es un tendedero con la forma de uno plegable convencional, con la diferencia que tiene incorporado un calefactor, y éste irradia calor a las barras, y así se seca la ropa en menos tiempo de lo que tardaría en una secadora normal.

Para usarlo solo debes enchufarlo a la corriente y encenderlo con el interruptor. Si no lo necesitas solo tienes que plegarlo. Ocupa menos espacio que una secadora, y consume menos electricidad.

#2: Tendedero portátil

En el caso de los tendederos portátiles puedes encontrar dos “sub-tipos”, estos son:

  • Tendederos portátiles de pared
  • Tendederos portátiles de pie

Los de pared son los más populares. Se caracterizan por ser compactos cuando se colocan o se pliegan y una vez que los despliegas, te dan una gran cantidad de superficie útil. Son fáciles de usar.

Los portátiles de pie, se consideran como los mejores en el mercado. Puedes encontrarlos con estructura de acero inoxidable, plástico o madera. Se pueden dividir en dos, vienen con varias alturas y ruedas para desplazarlos con más facilidad.

#3: Tendedero de techo

En cuanto a los tendederos de techo, son tendederos discretos, que ayudan a ahorrar espacio. También se les conoce como tendederos colgantes. Pueden llegar a soportar hasta 12 kilos de ropa. También hay dos modelos de tendedero de techo:

  • Mecánico
  • Eléctrico

El tendedero de techo mecánico se fija y maneja manualmente. Cuentan con una manivela o mecanismo de tracción para bajar, o se puede bajar directamente.

El eléctrico es más cómodo. Con pulsar un botón a distancia, el tendedero baja y sube. Al momento de comprar este tipo de tendedero debes fijarte que la caja de cambios y el motor sean de buena calidad.

#4: Tendedero de radiador

Estos pueden considerarse también como portátiles, y se pueden aplicar con facilidad al 99% de los radiadores que hay en el mercado.

Se caracterizan por ser regulables, fáciles de instalar, se pliegan y no ocupan mucho espacio, así que los puedes guardar en cualquier armario o rincón.

Su ventaja que más destaca es que ofrece condiciones para que el secado sea más rápido, por eso se recomienda para usarlo en invierno.

#5: Tendedero con toldo

Un tendedero con toldo es la solución perfecta para los días de lluvia. Proporcionan protección gracias al toldo que incluyen.

La ropa no se mojará ni adquirirá olores desagradables. La mayoría de este tipo de tendedero son de pared.

Lo que debes tener en cuenta es que el tendedero con toldo es uno de los más costosos en el mercado. Sin embargo, sus beneficios plantean una buena relación de precio y calidad.

3 Consejos para elegir un tipo de tendedero de acuerdo a tus necesidades

Ahora que ya conoces los tipos de tendederos y sus características, voy a darte 3 consejos para que elijas el mejor para ti.

Ten en cuenta la ubicación

Recuerda que puedes comprarlo para interior o para exterior, y dependiendo de este aspecto necesitarás uno con más resistencia, si es para exterior, para que resista las inclemencias del tiempo.

Los de interior pueden ser más delicados, e incluso puedes comprar uno que combine con el resto del lugar. De igual forma considera si lo necesitas fijo, plegable, de pared, de techo, todo esto va a depender del espacio que tengas disponible para el tendedero.

El presupuesto

Es importante saber con cuánto dinero cuentas para comprar tu tendedero. Los hay de distintos precios, y no siempre el más barato es de mala calidad, o el más caro de mejor.

Siempre puedes encontrar un tendedero ajustado a tu presupuesto y que cumpla con los requisitos necesarios para ser funcional a tus necesidades.

Con ruedas o sin ruedas

Por supuesto que si quieres un tendedero fijo a la pared, no necesitarás ruedas. Pero si vas a trasladarlo de un sitio a otro, debes asegurarte que sea fácil para ti hacerlo.

Puede que necesites moverlo con carga o sin carga de ropa, todo esto debes considerarlo a la hora de tomar tu decisión, así podrás tener un tendedero que realmente te facilite el proceso de la colada.

Por último, ten en cuenta también que a la hora de comprar tu tendedero sea fácil instalarlo si se trata de uno fijo en la pared o en el techo.

Deja un comentario

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación de nuestros usuarios Ver más
Aceptar
Privacy Policy