Aceites esenciales

Qué debes saber sobre los aceites esenciales

Los aceites esenciales son compuestos orgánicos producidos por plantas lipofílicas. Esto quiere decir que sus moléculas tienen afinidad con sustancias grasas.

Suelen llamarse con el nombre propio de la planta de la cual se extraen y se pueden encontrar en diversas partes de la misma.

De los procesos de extracción de estos aceites, también resultan los hidrolatos, que es el agua recogida de forma natural en la destilación.

Entre las más utilizadas están: el agua de rosas y el agua de azahar.

Los hidrolatos contienen pequeñas cantidades del aceite extraído de la planta. Por este motivo no suelen ser dañinas.

En cambio, los aceites esenciales, son muy concentrados y debido a su composición molecular no te recomiendo que los uses de forma directa.

Antes, debes diluirlos.

Y este proceso también tiene ciertas condiciones que cumplir.

¿Cómo tengo que conservar los aceites esenciales?

La composición química de estos productos puede variar de acuerdo con las condiciones ambientales del lugar donde se encuentren.

Ten en cuenta lo siguiente:

  • Mantenlos en sus frascos originales.
  • No los conserves en envases plásticos.
  • Protégeleos de la luz solar ya que se oxidan (por este motivo vienen en frascos oscuros).
  • No los expongas a cambios bruscos de temperatura.
  • Consérvalos en lugares secos y frescos.
  • Manténlos fuera del alcance de los niños.
  • Desecha los aceites mal conservados, o descuidados por mucho tiempo.
  • Si los cuidas bien, durarán hasta cuatro años.

¿Los aceites esenciales y los aceites vegetales son lo mismo?

Los aceites esenciales no son lo mismo que los aceites vegetales.

Trátalos como productos químicos, cuyas composiciones son diferentes, se pueden alterar, pueden reaccionar entre sí y pueden llegar a ser tóxicos.

¿Para qué se utilizan los aceites esenciales?

Su principal aplicación comercial es en la perfumería y todos los productos que requieran fragancias naturales.

Los aceites esenciales tienen muchos usos terapéuticos y, bien utilizados, ofrecen muchos beneficios para la salud.

Qué debes saber sobre los aceites esenciales 1

Propiedades de los aceites esenciales

#1 Acaricidas e insecticidas

Ayudan con la prevención de infestaciones y combaten las plagas de manera natural (eucalipto, geranio, clavo).

#2 Conservantes, limpiadoras y aromatizantes

Son utilizados para la conservación de alimentos en la industria cárnica.

Son importantes en todos los tratamientos de aromaterapia y muy comunes en los productos de limpieza y ambientadores comerciales (limón, eucalipto).

#3 Antibióticas

En la industria de los alimentos veterinarios, se usan como aditivos que estimulan el crecimiento, la inmunidad y disminuye las bacterias patógenas del intestino (caléndula).

#4 Cosméticas

Bloquean los procesos de degradación de las células. Mejoran la elasticidad y la firmeza de la piel. Equilibran las pieles secas (limón, caléndula, árbol de té verde, lavanda, caléndula, jojoba, rosa mosqueta).

Hidratan el cabello, lo fortalecen, promueven su crecimiento y relajan el cuero cabelludo (lavanda, cedro, romero, sándalo, citronela, eucalipto).

#5 Relajantes o neurosedantes

Envían mensajes químicos al cerebro que contribuyen con la relajación y ayuda a equilibrar el estado de ánimo (lavanda, romero, sándalo).

#6 Antisépticas

Son activos frente a bacterias patógenas, frente a hongos inferiores y algunas levaduras (candida), (limón, caléndula).

#7 Espasmolíticas

Pueden disminuir o suprimir los espasmos gastrointestinales (manzanilla).

#8 Cicatrizantes

Contribuyen con la regeneración de la piel y disminuyen la visibilidad de las cicatrices (tomillo).

#9 Antirreumáticas y antinflamatorias

Alivian los dolores de espalda y mejoran la circulación (romero, árnica).

Son recomendados para después de realizar actividad física (manzanilla).

#10 Desodorantes

Muy útiles para combatir malos olores corporales y en el hogar.

#11 Descongestionantes de las vías respiratorias

Contribuyen con la expulsión de flemas adheridas a las vías respiratorias, ayudan a combatir infecciones respiratorias (eucalipto, tomillo, mirto, menta, té de árbol).

Cómo administrar los aceites esenciales de manera segura

#1 Inhalaciones y vahos

Esta es una de las maneras más seguras de utilizarlos.

Para ellos, puedes utilizar un difusor:

  • Aplica de dos a tres gotas en el agua y por cada litro de agua.
  • Usa una toalla para cubrir tu cabeza y haz inhalaciones alternadas con espacios de descansos de un minuto cada uno.

También puedes hacerlo hirviendo agua:

  • Coloca a hervir el agua.
  • Cuando alcance su punto de ebullición, retírala.
  • Pásala a un envase de vidrio.
  • Aplica las gotas del aceite haz las inhalaciones.

Las moléculas ingresan directo al sistema respiratorio, y de ahí al torrente sanguíneo, y actúan de inmediato.

#2 Frotarlos sobre la piel

Siempre debes diluirlo antes de usarlo y toma en cuenta el tipo de piel.

En compresas. Diluye dos o tres gotas por litro de agua, previamente hervida. Humedece una toalla con esta mezcla y colócala sobre el área a tratar.

Aplícalo en tus productos de cuidado de la piel. Recuerda siempre que son muy concentrados y los productos cosméticos vienen en presentaciones pequeñas. No debes exceder la cantidad de dos a tres gotas res por libro. Haz la conversión a onzas de ser necesario.

Para masajes puedes diluirlo en aceite de almendra, en este caso puedes aplicar cuatro gotas en medio litro del aceite de almendras. Después de terminar el masaje y esperar el tiempo de absorción y descanso, es recomendable retirar estos aceites con jabones hidratantes.

En champús para el cabello, agrega diez gotas en tu producto de uso diario.

#3 Baños

Llena la bañera con agua tibia y agrega diez gotas de algún aceite relajante de tu preferencia y disfruta de tu baño.

Recomendaciones

  • No comience ningún tratamiento sin consultar a su médico.
  • No deben ser utilizados por personas asmáticas.
  • No se deben usar por mas de cuatro días seguidos.
  • No se recomienda ingerirlos.
  • No deben ser utilizados en bebés, niños pequeños ni mujeres en estado de gestación.
  • No los aplique en mucosas.
  • No los coloque sobre la piel de forma directa.
  • No los utilice sin diluirlos.
  • Siga siempre las instrucciones de uso de su médico y del producto.
  • No son recomendados para pieles sensibles.

Efectos secundarios

Las personas que utilizan estas esencial pueden presentar algunas de las siguientes condiciones adversas según el método de aplicación que usaron.

  • Mareos.
  • Irritación de la piel.
  • Somnolencias.
  • Neumonitis.
  • Depresión.
  • Vómitos.
  • Excitación del sistema nervioso.
  • Reacciones alérgicas.
  • Manchas en la piel.
  • Cambios en los niveles hormonales.
  • Por su alta concentración se puede presentar con facilidad una sobredosis.
  • Episodios de epilepsia.

Consulta a tu doctor y anímate a probarlos.

Aquí te dejo información médica contrastada sobre las propiedades de los aceites esenciales.

Deja un comentario

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación de nuestros usuarios Ver más
Aceptar
Privacy Policy