Corrector de espalda

Guía comparativa de los mejores correctores de postura

Si tuviese que hacer una lista de los dolores que todo el mundo sufre, me atrevería a decir que el dolor de espalda está de los primeros.

Y he llegado a la conclusión de que si me duele la espalda es porque me lo merezco.

No, no estoy hablando del karma, sino de mis hábitos.

Aunque hago bastante deporte, paso muchas horas sentado frente a la pantalla, que si las sumas a las que paso con el teléfono… Al final son muchas horas con la espalda curvada, mirando hacia a abajo, con los hombros hacia delante etc.

Por suerte, hace no mucho tiempo me regalaron un corrector de espalda, de esos que se anuncian a veces en las redes sociales. No tenía mucha fe en él, pero he de decir que me sorprendió mucho. Tanto, que estoy escribiendo esto.

Desde que empecé a usarlo (sobre todo cuando estoy trabajando, para que no coger malas posturas), he notado como mi cuerpo ha adquirido de nuevo la que era su forma original, he reducido el dolor de espalda y me noto más seguro de mí mismo al saber que llevo una posición correcta.

Como no quiero entretenerte más, te voy a dejar con este artículo súper completo para que no te quede ninguna duda sobre estos correctores posturales y un poco más abajo encontrarás una guía de compra de correctores de espalda.

¿Cuáles son los beneficios de usar correctores de postura?

Los correctores de espalda tienen estos beneficios principales, que hace que sea un producto muy interesante:

  • Lo más importante es que ayuda a mantener posturas sanas, y por lo tanto disminuyen la aparición de posibles dolores.
  • También son positivos para ti si ya tienes algunos dolores, sobre todo en el cuello, los hombros e incluso en la zona baja de la espalda, ya que con el tiempo reducen el dolor.
  • La postura dice mucho de una persona, si no me crees, piensa en cómo se ve una persona feliz y de éxito, y cómo lo hace una persona triste. Estos correctores de espalda se encargan de evitar estas posturas cabizbajas, por lo que parecerás más revitalizado.

Pero sin lugar a dudas, el mejor beneficio de los correctores de espalda es que previenen dolores.

Es mucho más sencillo, rápido y económico prevenir dolores que tener que curarlos.

¿Quién debe usar un corrector de postura?

Existen dos grupos principales de personas que deberían utilizar estos correctores por todos los beneficios que les van a reportar:

  • Las personas con dolor de espalda que quieran ir reducirlo poco a poco y eliminar las posturas que les han provocado esos dolores.
  • Las personas que no tengan aún estos dolores, pero que trabajan levantando cargas pesadas o sentados la mayor parte del tiempo, incurriendo en posturas poco recomendables para la espalda.

Tipos de correctores de postura

Antes de comenzar con los mejores correctores de espalda tienes que saber cuáles son los tipos de correctores de postura que existen y qué diferencias existen entre unos y otros:

Corsés elásticos

Los corsés elásticos se encargan sobre todo de presionar la zona lumbar y abdominal, los grandes protagonistas de la postura correcta.

Con ellos se consigue mantener una postura más natural de la espalda pero sin incidir de manera directa en los hombros o en la zona cervical. Son una buena opción para quienes tengan dolores en los lumbares.

Corsés dorsolumbares

El corsé dorsolumbar cubre toda la zona inferior la espalda, rodeándola y consiguiendo que mantenga una posición sana. A la vez, sube por la espalda y baja por el pecho como si fuesen unos tirantes para volver a unirse con la zona lumbar.

Por delante, cubren todo el abdomen de manera firme, siendo una opción muy buena para mantener posturas correctas si tu problema surge en la zona lumbar de la espalda.

Fajas correctoras de postura

Las fajas para corregir la postura son con mucha probabilidad una de las formas de corregir la postura más extendidas que existen.

La zona a la que dan estabilidad es la zona abdominal. Algunas pueden subir bastante, hasta la zona media de la espalda pero nunca llegan hasta arriba.

No tiran de los hombros hacia atrás para darle más protagonismo a la espalda en la postura, sino que aportan sujeción al abdomen y al lumbar para evitar curvaturas lesivas que aparecen con el tiempo o con la práctica laboral.

Corrector de espalda magnético

Los correctores de espalda magnéticos a simple vista parecen correctores de espalda normales. La principal diferencia radica en que contienen imanes colocados en puntos estratégicos para mejorar la recuperción.

Es decir, este tipo de correctores de espalda utilizan la magnetoterapia para tratar diversas dolencias y mantener la espalda erguida.

Correctores de postura para hombros

Los correctores posturales para hombros son muy similares a los arneses. La única diferencia es que estos correctores hacen más énfasis en llevar los hombros a su posición correcta.

Tú, yo, y casi todo el mundo en esta sociedad tiene el mismo problema con los hombros, están adelantados. El principal motivo es que el pectoral tira de él con más fuerza de la que lo retiene la espalda.

Por ello, estos correctores se encargan de ayudar a estos músculos posteriores a tirar de los hombros hacia atrás, restableciendo las curvas naturales de la espalda.

Corrector de columna con arnés con agarre en el abdomen

Los arneses correctores de postura son la opción más completa para evitar las malas posturas en la espalda.

Los arneses para corregir la postura de la espalda por norma general tienen forma de cruz y solo cubren la zona superior la espalda.

Pero también los puedes encontrar que lleguen hasta el abdomen, siendo una solución mucho más global ya que controlan la posición de todo el tronco.

Camisetas posturales

Como consecuencia del estilo de vida actual, los músculos de la zona delantera del cuerpo como los pectorales y las cabezas anteriores de los hombros están sobre activados.

Como los pectorales y espalda hacen movimientos opuestos, si los pectorales están acortados (porque se tiende a llevar los hombros hacia delante en muchos gestos del día a día), la espalda está «inhibida».

Las camisetas posturales tratan de resolver este problema, activando al musculatura de la espalda y consiguiendo así que sean tus propios músculos los que corrijan tu postura.

Qué tener en cuenta para escoger tu corrector de postura

Al principio puede parecer complicado decidir qué corrector de espalda es el mejor para ti, sobre todo, porque no sabes en qué tienes que fijarte o qué tienes que buscar.

Para ahorrarte horas de búsqueda de información he resumido todo lo que es importante y que debes revisar para que compres un buen corrector de espalda:

Confort y ergonomía

Aunque el corrector no es algo que vayas a llevar todo el día, sí que conviene que sea lo más cómodo posible.

Los primeros días que te lo pongas te notaras raro, pero no te preocupes porque es normal. El objetivo es que con el tiempo cada vez te encuentres mejor con él, y sobre todo, cuando no lo lleves puesto.

Un consejo muy bueno para que encuentres un corrector ergonómico es que no tenga piezas de plástico duro en contacto directo contigo, o que al menos, si las tiene estén redondeadas.

De lo contrario, cuando lo ajustes te pueden molestar porque aprietan mucho.

Tamaño

Aunque parezca obvio, tienes que buscar un corrector que te valga. Parece una tontería pero es fundamental, te tiene que quedar apretado, ya que esa es su función.

Muchos productos tienen varias tallas y dentro de cada talla, un rango de medidas. Por tanto, antes de coger la tarjeta, mídete o pide a alguien que te mida.

El fabricante te dirá cómo tienes que hacer la medición y que talla tienes que escoger conforme a esos resultados.

Sencillo de colocar

Los correctores de postura son muy simples y por lo tanto, utilizarlos es muy sencillo. Eso sí, no siempre es fácil colocárselos, sobre todo cuando estás solo y el cierre está en algún sitio al que no es fácil acceder.

A título personal te recomiendo siempre que encuentres un corrector que puedas abrochar y desabrochar tú mismo.

Y por supuesto, que no tengan un sistema de sujeción demasiado extraño, con un velcro es suficiente para apretar y comprimir los músculos lo necesario.

Tejido ligero y transpirable

Si para lo ropa el tejido es importante, imagina para el corsé o el corrector de espalda. La premisa fundamental y que tienes que buscar de manera obligatoria es que sea transpirable.

Puede que en invierno no lo creas necesario y que esto es más que nada, un extra que no tiene mucho sentido. Pero te aseguro que cuando llegue el verano agradecerás haber buscado un corrector de espalda que permita el paso de aire.

Fácil de lavar

Por supuesto, para mantener la higiene del corrector hay que lavarlo. Muchos están fabricados por completo con tela y materiales que se pueden meter en la lavadora.

Si tienes uno que es en su mayoría de plástico o tiene alguna pieza que no se puede meter en la lavadora, tendrás que buscar una forma de desmontarlo para que las piezas de tela se laven a máquina y el resto lo puedas limpiar a mano.

Pero para evitar complicaciones, buscaría alguno que fuese de tela y tejidos elásticos, para así poder lavarlo con el resto de mi ropa.

Qué rangos de precio tienen los correctores de postura

Dentro de los correctores de espalda hay muchos modelos, y por lo tanto, muchos precios. No obstante, todos se mueven entre los 15 y 50€, por lo que se puede decir que son productos bastante asequibles para los beneficios que reportan.

Mejor corrector de postura

Diseñado para utilizarlo en cualquier momento

Corrector de Postura, Transpirable y Ajustable

Ver en Amazon

El comodidad del corrector de postura WOTEK es uno de sus mayores logros. Está fabricado con neopreno (material resistente, liviano y lavable), lo que hace que sea muy transpirable y cómodo.

Se encarga de mantener el cuello y los hombros en su posición natural, ajustándose a todos los tamaños gracias a su sistema ajustable de correas.

Las principales ventajas de este corrector de espalda son su precio, su sistema de garantía y las almohadillas para las axilas que vienen con el paquete. Así, si notas que se te clava demasiado puedes ponerlas y recuperar la comodidad.

Si tuviera que sacarle algún punto negativo es que las instrucciones no vienen en castellano.

En definitiva, es uno de los mejores correctores posturales de hombros y espalda y así lo demuestra su valoración media de 4,7 sobre 5.


Mejor corrector de postura más cómodo

Corrector de postura cómodo y resistente

SHENMATE Corrector de postura espalda y hombros

Ver en Amazon

El corrector de espalda y hombros SHENMATE es uno de los correctores de postura con mejor relación calidad/precio del mercado.

Destaca su forma de cruz para colocar hombros, cuello y espalda en la posición correcta. Para ello, utiliza unas correas ajustables con velcro que se adapta a personas con entre 70 y 114 cm de circunferencia de torso.

Sus principales puntos positivos son la calidad de los materiales, destacando el neopreno perforado para mejorar la transpirabilidad (lavable a mano), sus almohadillas acolchadas para hombros o axilas y lo fácil que es ponérselo incluso sin ayuda.

Su principal punto negativo es que en algunas ocasiones se puede apreciar cuando lo llevas debajo de la ropa. Eso sí, todo depende de qué ropa lleves.

Las opiniones son en general bastante positivas. Muchos hacen referencia a lo bien que funciona, lo práctico que es y lo fácil que es usarlo.


Mejor corrector de postura gama económica

Corrector de espalda lavable a máquina

Corrector Postura Espalda Faja para Hombre y Mujer

Ver en Amazon

El corrector de postura de ISUDA es uno de mis favoritos, ya no solo por su precio, sino por que a pesar de ser bastante barato, mantiene un nivel de calidad muy aceptable.

Sus resultados no se quedan atrás, y es que su diseño en cruz con el centro de material semirígido está dando muy buenos resultados a todos los que lo han comprado.

Como el resto de correctores de hombros, está fabricado con neopreno. Para mayor comodidad ISUDA ha diseñado unas correas más anchas de lo normal para evitar que hagan daño (además incluye dos almohadillas acolchadas para mayor comodidad).

La posibilidad de lavarlo a máquina, la amplia posibilidad de ajuste (para circunferencias de torso entre 70 y 135 cm) y su precio son las mejores ventajas de este corrector de espalda.

Su principal desventaja es, como han señalado algunos usuarios, que no dan muchas indicaciones de cómo usarlo.

No obstante, la gran mayoría de las opiniones son positivas, por lo que no cabe duda de que se trata de un buen producto.


Mejor corrector de postura para el dolor de espalda

Correcto de espalda de máxima durabilidad

VOKKA Corrector de Postura

Ver en Amazon

El corrector de postura VOKKA es muy distinto a lo que has visto hasta ahora. Para conseguir mejores resultados, VOKKA ha diseñado un corrector que no solo se centra en los hombros, sino que también busca la estabilidad para el abdomen y la zona baja de la espalda.

Está fabricado con materiales de muy alta calidad y con refuerzos estratégicos en las zonas donde más lo necesita. Su estructura se ajusta a la perfección a tu cuerpo gracias a sus bandas elásticas que te permiten ajustar con mucha precisión el corrector.

Para que el corrector pueda tener mejores resultados, tienen disponibles 3 tallas, abarcando así a personas con circunferencias de torso que van desde los 60 cm hasta 130.

Las cosas que más me han gustado son su forma, muy eficiente para reducir las malas posturas y el dolor de espalda, lo fácil que es ajustarlo y su garantía de por vida (en cuanto a defectos de fabricación)

Los contras del corrector de postura VOKKA son 2: aunque se puede lavar, no se puede lavar a máquina y algunos usuarios afirman que no han quedado del todo satisfechos en cuanto a comodidad.

Sin embargo, en líneas generales tiene una buena puntuación por parte de los clientes y su precio es bastante competitivo, punto que se ha destacado en varias de las opiniones.

Mejor corrector de postura para usar en la oficina

Un entrenador personal para tu postura

Guía comparativa de los mejores correctores de postura 1

Ver en Amazon

Upright ha revolucionado por completo el mundo de los correctores de espalda. De hecho, es muy probable que de aquí a unos años todos los correctores sigan este modelo.

Consiste en un pequeño dispositivo que se pega en la espalda y que, conectado a una app que tienes que descargar en tu teléfono, y gracias a sus múltiples sensores te avisa cuando adoptas una mala postura.

Su corrector de espalda incluye una batería de litio que dura 30 horas, por lo que no te quedarás sin carga cuando más lo necesites.

Las ventajas del corrector de espalda Upright GO 2 son claras, no utiliza tirantes, la propia app te puntúa para que sepas cómo de bien lo estas haciendo y te propone entrenamientos para potenciar los resultados.

Solo he encontrado 2 desventajas de este producto, en primer lugar, la app está inglés, por lo que si no sabes este idioma tendrás problemas. Aunque es muy pequeño y es casi imperceptible, tiene una luz en la parte trasera que puede traspasar las telas más claras.

Lo bien que funciona, lo fácil que es usarlo y los buenos resultados que están obteniendo son los puntos más destacados en las opiniones de los clientes.


Mejor sujetador corrector de postura

Elimina las molestias en la espalda

Sujetador corrector de postura en X

Ver en Amazon

El sujetador corrector de postura DELIIMRA es perfecta si quieres mantener tu espalda y hombros en la posición correcta pero no quieres renunciar a la comodidad.

Sus bandas elásticas se distribuyen por su estructura en X, de manera que proyecta el pecho hacia delante y retrae los hombros, colocándolos en la posición natural.

Las tallas funcionan como si se tratase de un sujetador normal y corriente, por lo que no tendrás problema para encontrar la tuya. Además, está disponible en un montón de colores.

Los puntos positivos de este sujetador corrector de espalda es que es imposible saber que es un corrector de espalda a simple vista, sus materiales, suaves y aptos para las pieles más sensibles y que se abrocha por delante, evitando el cierre tradicional.

El principal punto negativo de este sujetador es que quienes tengan pechos grandes notarán que no sujeta tanto como debería.

En líneas generales la gente tiene buenas opiniones al respecto, las principales críticas han venido de parte de las personas que aseguraban que no sujeta bien.


Mejor corrector de postura para la parte inferior de la espalda

Diseño 3 en 1

ikeepi Corrector de Postura para Hombres Mujeres

Ver en Amazon

Ikeepi ha diseñado un corrector de postura muy interesante. De entrada es perfecto para controlar la posición tanto de nuestros hombros como de nuestra espalda baja.

Todo el corrector está fabricado con materiales de alta calidad, resistentes y transpirables. Pero no esto no es todo, sino que se puede desmontar y llevarlo solo como corrector de hombros o solo como faja, convirtiéndose en la opción más versátil del artículo.

Entre sus puntos positivos destaca su forma, muy buena y que genera buenos resultados, la posibilidad de lavarlo a máquina (aunque si es a mano mejor) y su precio, sin duda una auténtica ganga para las posibilidades que ofrece.

Un punto negativo es que algunos usuarios han echado en falta una banda elástica adicional para juntar aún más las escápulas.

En resumen, se trata de un buen corrector de espalda y así lo demuestran sus opiniones, en las que se hace referencia a la calidad de los materiales, lo fácil que es ajustarla y a la comodidad.

¿Los correctores de postura funcionan de verdad?

Puede que tras todo esto te estés preguntando si de verdad funcionan los correctores de espalda. La respuesta es que depende.

Depende de qué esperes de ellos. Si estás buscando un corrector de espalda que consiga eliminar años de malas posturas en una semana… Puedo decirte que no lo vas a encontrar.

Los correctores de espalda funcionan en el sentido de que te ayudan a mantener esa postura neutra, respetando las curvaturas de la columna y donde los músculos se encuentran en equilibrio.

Eso sí, utilizar este tipo de aparatos no es suficiente para poder obtener unos buenos resultados. El trabajo con pesas, descansar mejor, llevar una alimentación correcta y hacer estiramientos son clave para conseguir tus objetivos.

Qué diferencia hay entre una faja lumbar y un corrector de espalda

Estoy convencido de que si te pones a buscar por casa, encontrarás una faja lumbar. Pero, ¿cuál es la diferencia con un corrector postural o de espalda?

La principal diferencia es que la faja lumbar hace énfasis en la zona baja de la espalda. Se encarga de presionar y hacer un bloque «más compacto» al tronco, que en última instancia es función de los abdominales.

Con esto, consigue que tengas un centro de gravedad mucho más preparado para aguantar el peso de tu cuerpo, el esfuerzo de tus movimientos y en definitiva, para que tu cuerpo sea más estable.

Los correctores de espalda pueden ayudar también a la zona lumbar y sacra de la espalda, pero sobre todo se centran en la zona cervical. Así, en lugar de comprimir los músculos, intentan que haya un buen equilibro entre los músculos delanteros y traseros del torso.

Esto tienes que entenderlo como el juego de la cuerda en la que hay dos equipos tirando de una soga. En el juego gana el equipo más tire, y que por tanto, derribe a los del equipo contrario.

En el cuerpo los dos equipos son los pectorales y los músculos de la espalda. El corrector de postura lo que hace es que cada uno tire lo suficiente para que se encuentre un equilibrio entre ambos y unos músculos no cedan ante otros, provocando curvaturas patológicas en la columna vertebral.

Consejos para comenzar a usar un corrector de postura

Aunque a priori un corrector de espalda puede parecer uno de esos objetos que no se pueden utilizar mal, te aconsejo que prestes atención para que no cometas los errores en los que cae todo el mundo:

Comienza a usarlos poco a poco

No te dejes llevar por la sensación de tener la espalda recta y lo utilices durante horas el primer día.

La mejor manera de implementarlos es poco a poco, sin excederse al principio. Así puedes asegurarte de que no te hace daño y tu cuerpo va adaptándose poco a poco a su verdadera posición.

Usa una camiseta por debajo del corrector

Por muy cómo que sea un corrector de espalda, siempre puede generar roces y molestias en la espalda, en especial cuando son nuevos.

La mejor manera de evitarlo es usarlos por encima de la camiseta siempre que sea posible. Así, podrás evitar la mayoría de heridas que podría llegar a hacerte el corrector de postura.

Cuida también la parte inferior de la espalda

Muchos dolores aparecen en la zona cervical, casi con total seguridad por estar mirando hacia a abajo para ver el teléfono. Sin embargo, no se pueden descuidar otras zonas de la espalda.

Al final, es gracias a ella por la que puedes estar de pie, podría decirse que es la estructura a partir de la cual se construye tu cuerpo, como si fuesen los cimientos de un edificio.

¿Qué sentido tendría tener la mejor estructura posible en los pisos más altos de una construcción si la base está hecha polvo? Con tu espalda pasa lo mismo.

Algunos consejos para que puedas mejorar mucho tu espalda baja son:

  • Practica deporte de forma regular.
  • No pases demasiado tiempo en la misma postura. Si trabajas sentado puedes levantarte y caminar 5 minutos por cada hora de trabajo.
  • Siéntate de forma correcta.
  • No curves la espalda al coger cargas pesadas.

Presta atención al ejercicio

Siguiendo con la visión que te daba al principio, se trata de evitar la aparición de los dolores provocados pos las posturas del día a día, los malos hábitos y el sedentarismo.

Los correctores de espalda pueden ser una ayuda para evitar el malestar, pero no es suficiente. Para poder sacarles el máximo partido tienes que hacer ejercicio de forma regular, y si es posible, ir al fisioterapeuta cada cierto tiempo para liberar tensiones.

Preguntas frecuentes

¿Durante cuánto tiempo debo usar un corrector de postura?

Los especialistas coinciden en que lo ideal es utilizarlo el tiempo necesario para que al final puedas replicar esa postura sin necesidad de usarlo. Por norma general, se recomienda usarlo varias horas al día durante al menos 1 mes y máximo 6 meses.

¿Los niños pueden usar correctores para la postura?

Sí, pero antes es importante que un profesional determine si de verdad necesita un corrector. Ellos están en estado de crecimiento y es importante prevenir las malas posturas para que luego no se transformen en hábitos.

¿Puedo dormir con el corrector de postura?

A no ser que tu médico te haya indicado que lo utilices durante la noche, no, no puedes dormir con él.

¿Los correctores de postura son incómodos?

En general no, no suelen causar ningún tipo de molestia. Eso sí, todo depende de qué modelo de corrector hayas comprado y de cuánto tiempo lo lleves puesto.

¿Los correctores para la postura pueden debilitar los músculos?

Sí y no. Como siempre, depende del uso que le des. Si no quieres que tus músculos se debiliten necesitas: usarlo solo en determinados momentos del día, hacer ejercicios de fuerza con regularidad y no pensar en ellos como una solución, sino como una ayuda para luego no necesitarlos.

Deja un comentario

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación de nuestros usuarios Ver más
Aceptar
Privacy Policy