bicicleta estática plegable

¿Para qué sirve una bicicleta estática plegable?

Cuando se habla de bicicletas estáticas plegables mucha gente se imagina las típicas bicicletas que se doblan por la mitad y que tan populares se han vuelto en los últimos años gracias a su practicidad.

Sin embargo, como te voy a contar, no tienen nada que ver las unas con las otras. ¿Quieres saberlo todo sobre estas bicicletas? ¡Aquí te desvelo todos los secretos!

¿Qué es una bicicleta estática plegable y en qué se diferencian del resto?

Olvida todo lo que conocías de las bicicletas estáticas convencionales, grandes y que no caben en ningún sitio. Las bicicletas estáticas plegables son la solución perfecta para esas personas que no tienen demasiado espacio.

Pero, ¿cómo son y en qué se diferencian de las clásicas bicicletas estáticas o incluso de las bicicletas elípticas? Presta atención:

Las bicicletas estáticas plegables, como su propio nombre indica, son bicicletas estacionarias, es decir, no se mueven. Sin embargo, tienen varias diferencias con las bicicletas estáticas tradicionales:

  • No tienen forma de bicicleta, de hecho, su forma es como una «X», con dos apoyos en el suelo que cuando se cierran dan la sensación de transformarse en una «I», ocupando mucho menos espacio..
  • La posición encima de la bici cambia de forma radical. En las bicicletas estáticas tradicionales, el pie, el glúteo y la cabeza hacen una línea recta. Por el contrario, las bicicletas estáticas plegables destacan por tener los pedales más adelantados, de forma similar a las bicicletas estáticas reclinadas.
  • El sistema de pedales es distinto en estas bicicletas. Mientras que en las convencionales al pedalear gira una rueda y unas pastillas de freno regulan su dureza, estas bicicletas no tienen ruedas, todo el giro se hace dentro de una pequeña caja que tienen en el interior.
  • El sillín es mucho más grande que en las bicicletas estáticas normales, siendo posible pasar más horas sobre la bicicleta sin que se resientan los glúteos.
  • Además, muchas de estas bicicletas estáticas plegables tienen un pequeño respaldo. Eso sí, ¡no te pongas muy cómodo que son para hacer deporte!
  • Su estructura no es tan compleja y robusta como la de las bicicletas normales, por lo que sus precios, por norma general, son menores.

Pros y contras de las bicicletas estáticas plegables

Ahora bien, lo importante de las bicicletas estáticas plegables no son sus diferencias con el resto de bicicletas estáticas, sino sus ventajas y sus desventajas.

Al fin y al cabo, todas esas diferencias que te he comentado, junto con las que no conozco, desembocan en una serie de pros y contras que deberías conocer. Así, podrás saber cuál es mejor comprar en tu situación personal.

Las principales ventajas de estas bicicletas son:

  • La posición de pedaleo es mucho más relajada. Siendo perfectas para personas que no quieran tener una postura tan agresiva o que, debido a la edad o diversos dolores no puedan.
  • No se tú, pero cuando compro cosas por Internet que hay que montar en casa siempre intento buscar las que sean más fáciles de montar. Pues con las bicicletas estáticas plegables no tendrás este problema, son fáciles y rápidas de montar. Tanto que una única persona que nunca ha montado una es capaz de hacerlo en menos de 30 minutos.
  • Por supuesto, su principal virtud es la cantidad de espacio que ocupan. Ya cuando están abiertas son mucho menos voluminosas que sus hermanas, pero una vez plegada no exagero si te digo que incluso hay gente que las guarda en los armarios.
  • Su diseño hace que se libere una gran carga de las muñecas y la espalda. Por ello son una excelente opción para personas con problemas en ellas.

Sus principales desventajas son:

  • Su estructura es mucho menos estable que la de una bicicleta convencional. Por ello, no se recomienda cargar demasiado peso encima de ellas. Cada una tiene un máximo, pero suele rondar los 100Kg.
  • Su base de apoyo es menor que en otras bicicletas estáticas. Esto puede suponer un problema si tienes pensado hacer rutinas con una intensidad muy alta, en las que tienes que ponerte de pie, y luchar hasta el último momento por terminar el recorrido.
  • Como los pedales están adelantados y no bajo tu centro de gravedad, pedalear de pie se hace muy complicado.
  • La disposición cadera/rodilla/pie hace que, aunque la muñeca y la espalda se resientan menos, la rodilla se lleve mayor carga de trabajo, siendo contraproducente para personas con problemas de rodilla.

Conclusiones: ¿por qué es útil una bicicleta estática plegable y quién tiene que comprarla?

En definitiva, las bicicletas estáticas plegables son una opción que sin duda recomiendo a cualquier persona que quiera hacer más ejercicio en casa. Pero como suele ocurrir, hay ciertas personas que les pueden sacar más beneficios.

Esto no es una norma que si no cumples quiere decir que no le vayas a sacar partido a estas bicicletas. Al contrario, cualquier persona se puede beneficiar de ellas, pero las que voy a mencionar a continuación son grupos que pueden exprimir aún más sus beneficios:

  • Si tienes problemas en espalda o muñecas.
  • Si vives en un piso con poco espacio donde almacenar una bicicleta estática.
  • Si tu presupuesto no es tan elevado como para comprar una bici estática convencional.
  • Si haces ejercicio de media o baja intensidad.

Pero como ya te he dicho, todo el mundo puede beneficiarse de comprar una bicicleta estática plegable, porque lo más importante es hacer deporte, no con qué tipo de bici lo haces.

Deja un comentario

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación de nuestros usuarios Ver más
Aceptar
Privacy Policy